Sin categoría

Notícia – Condenados dos técnicos de Repsol por un vertido tóxico al Francolí

Font: Diari de Tarragona

El derrame de 35.000 litros de producto ocasionó una mortandad de peces

Han sido sentenciados a pagar 1.800 euros de multa y 120.000 de indemnización tras el acuerdo alcanzado con la Fiscalía

Dos técnicos de Repsol y la Fiscalía de Tarragona han llegado a un acuerdo sobre la pena a imponer por un vertido tóxico producido al río Francolí en 2007 y que comportó la muerte de más de una tonelad a de peces. A los dos procesados se les ha impuesto dos meses de prisión -inicialmente eran 1 res-, sustituidos por el pago de una multa de 1.200 euros, más 600 euros de multa e inhabilitación durante tres meses para el ejercicio de profesión u oficio relacionados con la protección del medio ambiente.

Además, como responsabilidad civil, tendrán que abonar a la Agència Catalana de l’Aigua 15.490 euros por los gastos de retirada de la fauna muertay 14.703 por los gastos de reposición del domicilio público hidráulico (inspecciones y analíticas). Hayque sumar 90.150 euros a pagar al área de Medi Natural del Departament d’Agricultura con la finalidad que destine el dinero a labores de protección de la fauna del río Francolí o bien a otras que sean muy similares a ésta.

El acuerdo entre las partes fue rubricado ayer en el Juzgado de lo Penal de Tarragona. Para alcanzar el pacto se han tenido en cuenta las atenuantes de dilaciones indebidas y de reparación del daño -en enero de 2009 la compañía aseguradora consignó 154.035 euros en la cuenta del Juzgado para hacer frente a las posibles indemnizaciones-.

El escrito de conformidad al que llegaron las partes recoge que en octubre de 2007 los dos acusados, trabajadores de Repsol Química, decidieron transportar aguas de lavado, altamente tóxicas, desde la planta de producción de óxidos de propileno y estireno a un tanque de agua que se hallaba vacío -a unos 240 metros-, mediante una manguera por un canal que comunica dos
arquetas que, a su vez, están comunicadas con la red de aguas pluviales de las instalaciones.

La manguera, compuesta por varios tramos, había sido adquirida por Repsol para ese servicio a su proveedor habitual, siendo sus especificaciones técnicas adecuadas para el líquido a trasegar.

Corrosión
Pese al riesgo, no hubo supervisión ni control del estado de la manguera que detectara que una de las juntas había resultado atacada por las aguas de lavado, al ser la composición de aquélla distinta a la prevista, de modo que el producto que circulaba por el interior se encharcó y fue atacando la abrazadera. Provocó la separación de los tramos de la manguera y el vertido.

La fuga fue detectada por el olory descubierta a las 18.38 horas del 5 de febrero de 2008, cuando ya se había derramado una gran cantidad de producto. Este se había filtrado hacia el torrente de Manyer y finalmente al Francolí. Se calcula que fueron 35 m3 de productos fenólicos que contaminaron gravemente las aguas del río a lo largo de unos ocho kilómetros, así como también de la denominada Minadels Regants.

Como consecuencia de la contaminación resultaron muertos 1.200 kilos de anguilas y percas, así como un número indeterminado de otras especies propias del medio fluvial, como saposy cangrejos de río.

La contaminación de la Mina deis Regants afectó también la captación de aguas de Ematsa, que aquel día estaba parada. El suceso causó a la empresa unas pérdidas de 48.395 euros, que fueron pagados por Repsol.

Article anterior

Detenido Henry Laíño, que dirigió Aquagest en Asturias, dentro de la «operación Manga»

Següent article

Notícia - Dimite el artífice de la venta de ATLL por desavenencias con Santi Vila

Sense comentaris

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *

Podeu fer servir aquestes etiquetes i atributs HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>