Notícies

Somos, IU y Ganemos piden la adhesión al Pacto Social por el Agua

Los grupos municipales quieren que Avilés participe como socio de la Asociación Española de Operadores Públicos de Abastecimiento y Saneamiento

Los grupos municipales de Somos, Izquierda Unida y Ganemos de Avilés presentaron ayer la moción que pretenden presentar en el Pleno del mes de octubre y en la que pedirán al Ayuntamiento que suscriba el Pacto Social por el Agua. Además, los grupos quieren que la ciudad se adhiera como socio de la Asociación Española de Operadores Públicos de Abastecimiento y Saneamiento, AEOPAS. «Con esto pretendemos obtener soporte técnico al proceso de desprivatización de la gestión del agua en Avilés», indicaron los concejales, que escogieron la sede de Aguas de Avilés en la calle Cabruñana como escenario para presentar su propuesta.

El Pacto Social por el Agua nace del impulso de las plataformas del agua pública, una docena de organizaciones vecinales, de consumidores, ecologistas, sindicatos, fundaciones científicas, de operadores públicos y de otros ámbitos que lanzaron un borrador de pacto por el agua pública y está suscrito por más de 300 organizaciones. «Este pacto persigue tres objetivos generales del modelo de gestión público del agua como son la transparencia, la rendición de cuentas y la participación social», explican los tres grupos municipales en la presentación.

Somos, IU y Ganemos iniciarán una ronda de contactos con el tejido asociativo de la ciudad para explicarles el contenido del Pacto Social. «Queremos recabar el apoyo de sindicatos, asociaciones de vecinos, UCAYC, Cámara de Comercio, UCE y partidos políticos», comentan los tres grupos que comenzarán esta ronda de contactos antes de presentar oficialmente la moción en el Ayuntamiento. Los concejales creen que en Avilés además de motivos «de interés general para el rescate de la gestión cien por cien pública del agua, como el importante ahorro económico que provocaría eliminar el beneficio empresarial y una mayor transparencia de la gestión», existe otro motivo añadido para trabajar en este sentido «el de impulsar la regeneración democrática».

En su argumentación a favor del Pacto Social por el Agua y de la moción, los grupos municipales insisten en que «el agua está siendo gestionada actualmente por una empresa presuntamente corrupta, ya que la multinacional se encuentra imputada en los juzgados por presuntos delitos de tráfico de influencias, fraude y extracciones ilegales, además está también siendo investigada por la Audiencia Nacional en el marco de la trama Pokemon», indican los ediles de Somos, IU y Ganemos.

Font: El Comercio

Article anterior

El Gobierno de Sanse abre la vía de la remunicipalización de servicios

Següent article

La IAEDEN-Salvem l'Empordà inicia la campanya «M'agrada la Muga» per salvar el riu